Del Editor

{nomultithumb}

Contáctenos

Suscripción

:::::::::::::: Siganos desde su E-mail ::::::::::::: Ingrese su dirección de correo electrónico, y le haremos llegar actualizaciones del contenido de nuestro portal.:


RSS
Facebook

ENCONTRARNOS

Conferencia virtual sobre Cultura Africana

Compartir

Africana: VITALOGIA", el día miércoles 6 de noviembre de 2013, a las  9:00 a.m. hora de Bogotá – Colombia, con la participación especial del autor Martin Nkafu.

Los interesados deben enviar una solicitud al email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. hasta el día 5 de noviembre, 15:00 horas. Como respuesta, recibirán en su correo electrónico una invitación de participación a través de EPISCOPO.NET, con las orientaciones para conectarse al evento.  

A continuación publicamos la presentación de esta conferencia por parte del Secretario General del CELAM, Mons. Santiago Silva Retamales"

“La Vida se manifestó, nosotros la hemos visto, y eso les anunciamos” (1 Jn 1, 1-4). Esta proclamación bíblica que se resalta en el actual Plan Global y Programas del CELAM, encuentra en la obra del profesor Martin Nkafu Nkemnkia, de origen camerunés y actualmente director del Departamento de Ciencias Humanas y Sociales – Estudios africanos de la Universidad Lateranense, un aporte de significativo valor para comprender el pensamiento africano, elemento vital que está en las raíces de las expresiones de las culturas afroamericanas.
El Departamento de Cultura y Educación del CELAM, en cumplimiento del programa Animación y acompañamiento a la Pastoral Afroamericana, ha logrado reunir una entrevista y varios escritos, originalmente en italiano, del profesor Nkafu Nkemnkia en esta publicación dedicada a darnos a conocer la Vitalogía como principio y fundamento del pensamiento africano. Diferente del pensamiento occidental, con características propias como la oralidad de su tradición y con formas de concebir la vida que son aporte enriquecedor del diálogo intercultural, la Vitalogia reclama su reconocimiento y valoración como condición indispensable para una auténtica inculturación del Evangelio.

im-enc-glo-000003.JPG
Como nos recuerda el Documento de Aparecida:
Conocer los valores culturales, la historia y tradiciones de los afroamericanos, entrar en diálogo fraterno y respetuoso con ellos, es un paso importante en la misión evangelizadora de la Iglesia… La Iglesia apoya el diálogo entre cultura negra y fe cristiana y sus luchas por la justicia social, e incentiva la participación activa de los afroamericanos en las acciones pastorales de nuestras iglesias y del CELAM. La Iglesia con su predicación, vida sacramental y pastoral habrá de ayudar a que las heridas culturales injustamente sufridas en la historia de los afroamericanos, no absorban, ni paralicen desde dentro, el dinamismo de su personalidad humana, de su identidad étnica, de su memoria cultural, de su desarrollo social en los nuevos escenarios que se presentan. (DA 532, 533)

En este mismo sentido el autor, al responder una pregunta sobre las poblaciones afroamericanas en América Latina y el aporte que pueda brindar esta publicación, anota:
La gran población afro de América Latina necesita de un apoyo constante. Es necesario hacerlo de tal manera que se pueda acceder a una formación y educación de alto nivel para poder no sólo dar el propio aporte para el desarrollo de su sociedad, sino también reavivar tal cultura con información proveniente de la propia Alma Mater de África… Las raíces culturales de las cuales son depositarios, se visitan, se cultivan y se promueven también en América Latina. Los valores culturales, garantes de la identidad cultural de cada uno, hoy están custodiados no sólo en la memoria de los que viven, sino también en los textos publicados, e incluso en los que están por publicarse como un aporte mío a este proceso.
b_300_0_16777215_00_images_imagenes_Encontrarnos_Global_im-enc-glo-000001.jpg
La tarea de promover la Vida plena y la Comunión misionera, como parte del compromiso que nos ha propuesto la V Conferencia, como actualización de la misión evangelizadora en el presente siglo, nos lleva a recuperar, valorar, enriquecer las culturas que están en las raíces de los estilos de vida actuales, de los diversos grupos étnicos que conforman la riqueza cultural latinoamericana. Confiamos que este estudio acerca de la Vitalogía, del pensamiento africano, sea un aporte significativo para los agentes de pastoral y los estudiosos de las culturas, a fin de avanzar en nuestra labor de ser y promover “discípulos misioneros de Jesucristo para que nuestros pueblos en Él, tengan Vida”.

Por los senderos de la interculturalidad

El Dr. Vitor Hugo Mendes y la Dra. Susana Nuín Núñez se encontraron en mayo de 2012 con el Profesor Martin Nkafu Nkemnkia, en su despacho en el Departamento de Ciencias Humanas y Sociales – Estudios Interdisciplinares para el Desarrollo de la Cultura africana, del cual es Director. Relatan de esta forma sobre dicha reunión:

"Después de una breve conversación y presentación personal, hemos querido saber en qué consistía el Área internacional para los Estudios Africanos de la Universidad Pontificia Lateranense y el papel de los dos departamentos que lo componen. Además del departamento dirigido por el Prof. Martin Nkafu Nkemnkia, está un segundo departamento: Ciencias Jurídicas Avanzadas para el Desarrollo de la Cultura Africana.

Naturalmente, nuestra curiosidad giraba en torno a nuestro continente Sud Americano y a nuestro pueblo Latinoamericano donde tenemos una elevada presencia de afrodescendientes.  

Nos hemos preguntado de qué modo estos estudios africanos podrían ayudarnos a aproximar nuestra población a la cultura africana de la que están orgullosos los afrodescendientes de nuestros pueblos.
Viendo numerosos textos y estudios publicados sobre la cultura africana, nos interesamos por escoger algunos de estos tratados que nos parecían, en la inmediatez, un modo útil para reavivar la ya presente cultura africana de América Latina y Caribe.

Quedamos muy satisfechos cuando Prof. Nkafu nos mostró la disponibilidad de colaborar con nosotros en esta intención de dar a conocer sus escritos para nuestro público. Además de consentir publicar textos en lengua española para nuestra área cultural, aceptó prontamente colaborar con una entrevista que habíamos preparado para él a nuestra vuelta al CELAM. Preparamos la entrevista introduciéndonos en la curiosidad de nuestros pueblos de modo particular en la mentalidad de los afro descendientes latinoamericanos.
Estamos agradecidos por esta oportunidad de intercambio y cooperación. Con esta iniciativa, deseamos dar vida a una colaboración con el Departamento de Estudios Africanos de la Universidad Pontificia Lateranense, quizá introduciendo el tema de la Vitalogía africana en el curriculum de estudios de nuestras universidades católicas latinoamericanas.

Sigue a continuación el diálogo que tuvieron la Dra. Nuín Núñez y el Dr. Mendes con el Profesor Nkafu:

-  Profesor Nkafu: ¿Podría compartir con los lectores de esta publicación el camino recorrido por Usted en la comprensión del mundo afro descendiente y su experiencia vital en relación con el tema de la negritud?

- Una cosa es cierta. El mundo africano, así como la cultura africana, acompaña a todos sus descendientes allí donde vayan. Donde se encuentre un africano, allí está también su cultura, sus valores humanos y espirituales, religiosos, su arte, su ritmo y su música, sus tradiciones, su vivacidad. Todo ello aúna a la raza negra en el mundo, de manera particular a los afro descendientes de pleno derecho que se encuentran en otros continentes por diversos motivos: históricos, inmigración, reunión familiar, etc.
Cuando Aimé Césaire y Leopold Senghor inventaron la negritud para significar el ser negro en el mundo, la identidad africana en el mundo, era claro que dicho concepto se refería también a los negros de los Estados Unidos de América, a los de América Latina, e incluso a los de Haití. En resumen, se trata de un proceso de concientización del africano para hacerse con su destino, con la independencia de las colonias.
Se trata de un conjunto de valores de la cultura africana auténtica, capaz de renovar también otras culturas allí donde se encuentre un descendiente africano en el mundo. La negritud, en definitiva, es un grito a la libertad de expresión, un llamado a los derechos y deberes de poder manifestar su existencia en el mundo, sus propios sentimientos, sensaciones y emociones. Todo ello mediante un abandono del propio yo que se identifica con el objeto a través del mito, es decir, por medio de los arquetipos presentes en el imaginario colectivo, en particular mediante el mito primordial del cosmos.

-   Usted es un estudioso a nivel mundial, sería muy interesante que nos diera una panorámica sobre el tema de la afro descendencia en el mundo, para poder conocer los retos, las posibilidades y los pasos a dar en esta realidad.

Según mi parecer, los afro descendientes tienen el derecho de reavivar su cultura de origen en el lugar donde viven, pero no siempre es posible aunque en su DNA encontremos toda la africanidad. Por ello, cada aportación de los estudiosos para acercarles a las raíces de su cultura se recibe con alegría y satisfacción. ¿Cómo sería el Jazz sin los africanos? ¿Cómo sería el Góspel sin los afro descendientes? ¿Cómo sería la Samba, el carnaval brasileño sin los africanos? ¿Cómo sería posible la conservación de las religiones tradicionales, indígenas y populares expresada en cultos y actos religiosos en América Latina, en Centro América, en las Antillas sin los afro descendientes? En síntesis, ¿sin recordar las épocas tristes que han determinado su exilio de África? Estoy convencido de que estos valores reseñados son dones para la edificación del patrimonio común de la humanidad. El desafío es no perder la memoria de estos valores constitutivos de la vida que caracterizan el ser africano allí donde se encuentre. Los pasos a dar podrían consistir en: a) realizar intercambios culturales entre los países latinoamericanos con los países del continente africano. b) Se podrían organizar de manera sistemática festivales de música, arte y cultura africanos en torno a algunas visitas a esos países. Ayudaría a los jóvenes, no sólo a reactivar la sociedad a la que pertenece, sino también a la inclusión de estos jóvenes en el teatro mundial de la convivencia humana multicultural.


-    Usted realizó un itinerario de estudios según el modelo de la cultura occidental. ¿Cómo fue posible pasar por un camino liberador en el pensamiento africano, con el fin de generar algo nuevo y original? ¿Cuál fue el camino que le permitió hablar del pensamiento africano como Vitalogía?


Mi experiencia vivida en la escuela según el modelo occidental ha sido muy positiva aunque dolorosa en muchos aspectos. El modo de transmisión de la cultura y valores en África es muy diferente del modo de transmisión de la cultura en Occidente. Mirando atrás, no parece real que pudiera romper con las categorías del conocimiento de Occidente que han caracterizado mis estudios, tanto en África como en el Occidente, y poder ofrecer una página de la cultura africana en el mundo académico. Recuerde que todos los hombres piensan y utilizan la razón como una herramienta para la investigación y el conocimiento de la realidad. Aunque hay muchas maneras, muchos procesos de conocimiento, sin embargo, una es la condición humana. La pertenencia común en el mundo, el ser humano, la raza humana se hace comprensible entre sí y hace que podamos aprender de "los otros", de tal manera que, si no se está atento, se corre el riesgo de homologar el conocimiento y así mismo apartarse de la verdad de la vida que es dinámica y sobre todo vitalógica.
De los estudios de formación técnica (mi primera profesión es de electricista y luego technicien elettronicien), fui invitado por Chiara Lubich, fundadora del Movimiento de los Focolares, del cual soy miembro, a llevar a cabo estudios en Filosofía y Teología en la Pontificia Universidad de Letrán, en la ciudad del Vaticano, y vislumbré la necesidad de participar en estos estudios para promover y difundir la cultura y el pensamiento africano en el mundo, como un modo de promover un verdadero y propio diálogo intercultural entre el Occidente y África. Obtuve una licenciatura (Máster) en Filosofía de la Universidad Pontificia de Letrán, con una tesis sobre la relación entre ciencia y metafísica cartesiana y, más tarde, un doctorado en Filosofía con un tema que marca una distinción entre el pensamiento Occidental (filosofía) y el pensamiento Africano (Vitalogía). Y ésta es la aportación que pienso he podido dar al mundo académico.
La Vitalogía africana, creada por mí, señala, justamente, la aproximación africana al pensamiento humano, un enfoque que es análogo al concepto occidental de filosofía, del cual, sin embargo, procura diferenciarse. De hecho, la primera pregunta en el pensamiento africano es axiológica y no ontológica. La pregunta sobre los hombres, sobre el otro, es una pregunta sobre la vida, y la respuesta es que se puede encontrar el sentido de la vida cuando comprendemos el significado del otro a través de la categoría de relación. La Vitalogía así entendida es como la ciencia africana de la realidad, como categoría intelectual y conceptual del pensamiento africano, del conocimiento propio de la mente africana.

-    ¿Cómo entender la investigación, la recepción y el espacio que se ofrece a la cultura afro en la Iglesia hoy en día? Usted dirige el primer Instituto Europeo de Estudios africanos, ¿puede hablarnos sobre esto?

La Iglesia, en su proceso de inculturación, está abierta a todas las culturas, tanto es así que se puede decir que estas culturas, en su encuentro con el Evangelio, expresan la riqueza de los valores humanos y espirituales que lo caracterizan en beneficio de la sociedad y de la humanidad. Es cierto que todos deben esforzarse para asegurar que el mensaje de salvación pueda reunir a todo el mundo dondequiera que se encuentre. No se puede esperar que los demás lo realicen, sino que es indispensable el compromiso de cada uno y de toda la comunidad cristiana. Hoy como ayer, la evangelización, la inculturación, la promoción humana, el diálogo intercultural e interreligioso coinciden. La Nueva Humanidad, de la cual habla san Pablo, en definitiva, es el trabajo de evangelización en profundidad. En las Tierras Nuevas y en los Nuevos Cielos, todas las culturas tienen su propio lugar, no intercambiable con otros. La Iglesia somos nosotros, vivimos según la inspiración del Evangelio que renueva nuestras vidas y la faz de la tierra.
Un ejemplo de la inclusión de todas las culturas en el Cuerpo Místico de Cristo, que es la Iglesia, es la creación en la Universidad Pontificia Lateranense, donde enseño como profesor, del Área Internacional de Investigación-Estudios Interdisciplinarios para el Desarrollo de la Cultura Africana, con dos Departamentos: Departamento de Ciencias Humanas y Sociales (del cual he sido nombrado Director en quinquennium). Desde aquí se llevarán adelante, desde el seno de la Iglesia, y con las Universidades Africanas, las investigaciones, los estudios y las publicaciones sobre la Historia de África, Antropología y Sociología, sobre las Religiones, Espiritualidad y Teología Africana, sobre el Arte, Ética, Economía y Política en el contexto africano.
El segundo Departamento es el de Estudios Jurídicos avanzados sobre la cultura africana que prevé la recogida, la codificación y teorización del Derecho Natural y Consuetudinario africano, capaz de dialogar con el Derecho Positivo de Occidente. En breve se ve que hay lugar para todos y para todas las culturas en la Iglesia.
De hecho, lo que convierte en universal la acción de la Iglesia en el mundo es justamente la participación de todas las culturas en la realización del Reino de Dios en el mundo. Esto es también la catolicidad de la Iglesia.

-    América Latina y El Caribe tienen una gran población afro. ¿Qué significado puede tener una publicación de esta profundidad y prospectiva afro aquí en América Latina? ¿Puede ser una contribución a las raíces afro-latinoamericanas? ¿Cómo se puede entender una investigación sistematizada si la tradición afro se basa en la tradición oral?

La gran población afro de América Latina necesita de un apoyo constante. Es necesario hacerlo de tal manera que se pueda acceder a una formación y educación de alto nivel para poder no sólo dar el propio aporte para el desarrollo de su sociedad, sino también reavivar tal cultura con información proveniente de la propia Alma Mater de África. Para ello, las publicaciones que se intentan realizar se consideran como aportaciones en este sentido. Las raíces culturales de las cuales son depositarios, se visitan, se cultivan y se promueven también en América Latina. Los valores culturales, garantes de la identidad cultural de cada uno, hoy están custodiados no sólo en la memoria de los que viven, sino también en los textos publicados, e incluso en los que están por publicarse como un aporte mío a este proceso.
Estoy totalmente convencido que estas publicaciones pueden ser una contribución a la conservación de las raíces culturales latinoamericanas. Cada leyenda, cuento, proverbio y canciones provenientes de África, se podría promover entre los afro-americanos, entre los afro latinoamericanos y haciéndolo así, aproximar cada vez más estas poblaciones a sus antepasados africanos, sabiendo incluso que África es la cuna de la humanidad.
En cuanto a la investigación y promoción sistemática de la cultura y tradición oral y afro en el Continente del Sur del mundo, espero que se emprenda un estudio profundo entre las poblaciones indígenas latinoamericanas sin traicionar nada y publicar esas investigaciones. De esta manera, no sólo se mantiene la tradición oral que no es superable en ningún tiempo ni espacio, sino que se da la posibilidad a estas tradiciones orales de ser propagadas y difundidas más allá de los propios confines como valores universales. De hecho, todas las culturas se han transmitido desde el inicio oralmente y solo para garantizar los pasajes inherentes a las propias culturas, se adopta también la escritura como forma de lenguaje de la memoria colectiva. También hoy existen diversos modos de conservar los valores culturales oralmente transmitidos: la televisión, video documentales, CD audio, DVD, fotografía digital, cine, que hacen parte de la memoria cultural de los pueblos, hay que alentarlos, promoverlos y sobre todo utilizarlos.
___________________________________________
Departamento de Cultura y Educación (Afrodescendientes).
NKAFU NKEMNKIA, Martin. Vitalogia Africana. Algunos aspectos em la base de cultura africana. Bogotá: Centro de Publicaciones CELAM, 2013. 263 p.

PEDIDOS
Centro de Publicaciones del CELAM
Avenida Boyacá N. 169D-75
Tel.: (57.1)587.9710 Ext.: 1-307 o 1-562
Fax: (57.1) 587.9712
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

 

 

 

FacebookRSS Suscripción

:::::::::::::: Siganos desde su E-mail ::::::::::::: Ingrese su dirección de correo electrónico, y le haremos llegar actualizaciones del contenido de nuestro portal.:


www.migranteshoy.org   -   info@migranteshoy.org   -  (571) 5879710   -   (571) 5879717   -   Carrera 5 N. 118 - 31    Bogotá - COLOMBIA

© 2013 CELAM Derechos reservados - Rights reserved
© 2012 Diseñado y desarrollado por:HemiSys LtdaHemiSys