Del Editor

{nomultithumb}

Contáctenos

Suscripción

:::::::::::::: Siganos desde su E-mail ::::::::::::: Ingrese su dirección de correo electrónico, y le haremos llegar actualizaciones del contenido de nuestro portal.:


RSS
Facebook

DERECHOS

Derechos humanos de los migrantes, del Arz. Silvano Tomasi

Compartir

 

Intervención del Arzobispo Silvano Tomasi, observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas con sede Institución Internacional en Ginebra*. En la XXVI sesión ordinaria del Consejo de los Derechos Humanos de los Migrantes

Sr. Presidente,

El funcionario encargado del tema de los derechos humanos de los migrantes ha indicado claramente varias cuestiones fundamentales relativas a la explotación de los migrantes y destacó la aparición, entre éstas personas, de nuevos grupos vulnerables. También ha señalado con razón que el papel de las agencias de contratación debe ser analizada de una manera específica. Ciertamente, la migración trae beneficios para todas las partes involucradas: los países de origen y de destino y los propios migrantes. Existe amplia documentación para apoyar el hecho de que, después de que las preocupaciones y dificultades de la adaptación del primer impacto entre los recién llegados y la población de acogida, la contribución total de los migrantes es positiva; esto se debe destacar, para que el público pueda percibir este fenómeno de una manera apropiada. Como ha señalado el Papa Francisco , “se requiere un cambio de actitud de todos hacia los migrantes y refugiados; la transición de una actitud de defensa y de miedo, el desinterés o la exclusión - que, al final, corresponde precisamente a la "cultura del derroche" - una actitud que debemos establecer es la "cultura del encuentro", la única apta para construir un mundo más justo y fraterno, un mundo mejor”( Mensaje para la Jornada Mundial del Emigrante y el Refugiado, 2014 ). Sin embargo, sigue siendo un lado trágico y doloroso de esta experiencia: la trata de personas, el abuso de los trabajadores domésticos migrantes y de mano de obra esclava. Entre las relativamente nuevas categorías de personas en movimiento que requieren una nueva forma de protección y requieren atención urgente de la comunidad internacional se encuentra la de los menores no acompañados, donde los números abusos están aumentando rápidamente.

El desplazamiento forzado de personas producido por las guerras y la proliferación de los conflictos violentos en diferentes regiones del mundo está llevando a centenares de miles de personas a arriesgar sus vidas para tratar de sobrevivir. Un doloroso recordatorio de la inutilidad de la violencia es representado por los miles de niños que abandonan sus hogares y se convierten en solicitantes de asilo. En 2011, los menores no acompañados que solicitaron asilo en Europa fueron 12.225. Representaban todos los lugares problemáticos en el Medio Oriente y África. Sintomática es la explosión en el número de niños migrantes que viajan solos, con la esperanza de cruzar la frontera para entrar a Estados Unidos. La ola de niños migrantes se ha visto en aumento constante desde 2008, por lo que en 2013 los menores de edad no acompañados arrestados en la frontera entre los EE.UU. y México fueron 38.883, y las autoridades creen que en 2014 la cifra se duplicará a 70.000. En las embarcaciones improvisadas que cruzan el Mediterráneo o en los trenes que conectan Centroamérica con América del Norte, estos niños están expuestos a los abusos sexuales, al hambre, la mutilación cuando se caen, e incluso la muerte al hundirse los barcos en los que viajan o se pierden en el desierto. Este éxodo de los niños es causado principalmente por la desestabilización y la violencia endémica en sus países de origen. Algunos de ellos quieren ejercer su derecho natural a estar con su familia, tal vez porque éstas han vivido durante años en otro país sin la documentación adecuada. Otros se enfrentan a la necesidad de escapar de un entorno en el que más del 90 por ciento de las víctimas de homicidio son hombres adultos jóvenes y en la que más del 90 por ciento de los que cometen asesinato también son hombres adultos jóvenes: ambos son impulsados a huir para sobrevivir. Y otros prefieren morir en el camino hacia el destino anhelado que permite la supervivencia en lugar de morir de hambre o ser asesinados por las pandillas o el crimen organizado en su país. Por último, el encanto de una forma diferente de vida presentado por la televisión predispone a los niños a seguir.

En esta compleja situación, sería útil que el funcionario encargado, en su intervención, ayudara a los gobiernos a encontrar alguna solución, de la que hay una necesidad urgente. Los niños se encuentran en una situación de emergencia humanitaria que requiere soluciones inmediatas. La detención de los niños no es una opción, y el interés del niño debe prevalecer incluso en estas circunstancias difíciles. En un esfuerzo para evitar el flujo constante de los niños puede ser eficaz la solidaridad internacional, ayudando a combatir la violencia urbana que está en la base del éxodo de los niños. Incluso los canales legales para la reunificación de las familias evitaría que los niños recurran a la inseguridad de las calles, cuya explotación se vuelve casi inevitable. Los valores humanitarios también sugieren la creación de algún mecanismo de regularización que permita que los niños vivan con sus padres. Este derecho humano natural sin duda tiene prioridad sobre violaciones de las normas relativas a los límites administrativos. Por último, los proyectos conjuntos podrían dar a algunos jóvenes la oportunidad de educación y empleo, dándoles un sentido de esperanza para el futuro y una razón para quedarse en su propio país.

Suiza – Ginebra, 13 de junio del 1014

*L'Osservatore Romano, ed. quotidiana, Anno CLIV, n. 140, Dom. 22/06/2014

Traducción: Brigitte Ruiz – Bogotá, Colombia

Texto original: 

http://www.vatican.va/roman_curia/secretariat_state/2014/documents/rc-seg-st-20140613_tomasi-migranti_it.html

 

 

jornada-social-en-washington-dc-fuerte-compromiso-de-la-iglesiaHa finalizado este martes la Jornada Católica de Pastoral Social, de...

 

 

FacebookRSS Suscripción

:::::::::::::: Siganos desde su E-mail ::::::::::::: Ingrese su dirección de correo electrónico, y le haremos llegar actualizaciones del contenido de nuestro portal.:


www.migranteshoy.org   -   info@migranteshoy.org   -  (571) 5879710   -   (571) 5879717   -   Carrera 5 N. 118 - 31    Bogotá - COLOMBIA

© 2013 CELAM Derechos reservados - Rights reserved
© 2012 Diseñado y desarrollado por:HemiSys LtdaHemiSys