Del Editor

{nomultithumb}

Contáctenos

Suscripción

:::::::::::::: Siganos desde su E-mail ::::::::::::: Ingrese su dirección de correo electrónico, y le haremos llegar actualizaciones del contenido de nuestro portal.:


RSS
Facebook

CONVICCIONES

Monseñor Romero, martir: Entregó la vida por sus hermanos

Compartir

 

Foto:http://arzobispadosansalvador.org/El sábado, 23 de mayo en San Salvador, se realizó una solemne celebración por la beatificación del arzobispo Oscar Arnulfo Romero Galdámez, asesinado “in odium fidei” el 24 de marzo de 1980.

En su homilía el Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, quien presidió la ceremonia, señaló que la opción por los pobres de Mons. Romero “no era ideológica sino evangélica.

Y efectivamente es así, de hecho el aspecto más conocido y más valorado de Monseñor Romero fue “su amor por los pobres y su total entrega a la promoción y a la defensa de su dignidad como personas y como hijos e hijas de Dios”, haciendo propia la opción de los obispos latinoamericanos expresada en Puebla, en 1977.

En los textos,  que se transcriben a continuación, podemos asomarnos al alma de Monseñor Romero, quien fue ante todo sacerdote, como lo muestra claramente la obra escrita por Monseñor Delgado “Así tenía que morir: ¡Sacerdote! Porque así vivió Mons. Oscar A. Romero” (Ediciones de la arquidiócesis de San Salvador, 2010).

“Así comento mi consagración al Corazón de Jesús, que fue siempre fuente de inspiración y alegría cristiana en mi vida. Así también pongo bajo su providencia amorosa toda mi vida y acepto con fe en él mi muerte, por más difícil que sea. Ni quiero darle una intención como lo quisiera, por la paz de mi país y por el florecimiento de nuestra Iglesia porque el Corazón de Cristo sabrá darle el destino que quiera”.

“Me basta para estar feliz y confiado saber con seguridad que en él está mi vida y mi muerte, que, a pesar de mis pecados, en él he puesto mi confianza y no quedaré confundido; y otros proseguirán con más sabiduría y santidad los trabajos de la Iglesia y de la Patria” (Ejercicios Espirituales, febrero de 1980).

Monseñor Romero fue maestro consumado que supo transformar el odio del hombre en el amor de Cristo.  En junio de 1977, durante su primer año de servicio pastoral al frente de la arquidiócesis de San Salvador, dijo: “Seremos firmes en defender nuestros derechos, pero con un gran amor en el corazón, porque al defender así, con amor, estamos buscando la conversión de los pecadores. ¡Esa es la venganza del cristiano” (Homilía del 19 de junio de 1977).

Fueron su fidelidad a Cristo, su amor al hombre y su infatigable adhesión a la Iglesia, la fuente de donde la palabra de su predicación  tomaba fuerza.  Esta palabra predicada, tuvo su pleno cumplimiento en el signo más grande que puede dar un pastor, cuando entregó la vida derramando su sangre por sus hermanos como lo hizo Jesús.

El texto completo del Mensaje de la Conferencia Episcopal:
http://arzobispadosansalvador.org/index.php/noticias-y-eventos/noticias-y-eventos/noticias-y-eventos-18
En PDF, Carta Pastoral de la Conferencia Episcopal de El Salvador en la Beatificación de Monseñor Oscar Arnulfo Romero".
Fuente: http://arzobispadosansalvador.org/
RAC- www.migranteshoy.celam.org

 

 

FacebookRSS Suscripción

:::::::::::::: Siganos desde su E-mail ::::::::::::: Ingrese su dirección de correo electrónico, y le haremos llegar actualizaciones del contenido de nuestro portal.:


www.migranteshoy.org   -   info@migranteshoy.org   -  (571) 5879710   -   (571) 5879717   -   Carrera 5 N. 118 - 31    Bogotá - COLOMBIA

© 2013 CELAM Derechos reservados - Rights reserved
© 2012 Diseñado y desarrollado por:HemiSys LtdaHemiSys