Del Editor

{nomultithumb}

Contáctenos

Suscripción

:::::::::::::: Siganos desde su E-mail ::::::::::::: Ingrese su dirección de correo electrónico, y le haremos llegar actualizaciones del contenido de nuestro portal.:


RSS
Facebook

CASAS

Puede dar testimonio del drama de la migración forzada en primera persona

Indice

Compartir

 


Foto:http://referentiel.nouvelobs.com/Conocido en Europa como "el ángel de los refugiados", Mussie Zerai puede dar testimonio del drama de la migración forzada en primera persona: en 1992, a los 17 años, tuvo que abandonar su Eritrea natal, donde guerras y bombas "dejaban poco espacio para el afecto", y refugiarse en una Europa "que por entonces estaba mucho más unida que hoy".
A 23 años de aquel escape "lejos del miedo a la guerra", Zerai es una de las voces más respetadas en torno al drama de los migrantes africanos, por lo que ha sido nominado al Premio Nobel de la Paz de este año.

Estudió Filosofía y Teología, hasta que en 2010 fue ordenado sacerdote, y actualmente combina sus actividades en la comunidad católica eritrea en Suiza con la dirección de la Agencia Habeshia, desde la que defiende los derechos de los norafricanos, y reivindica la figura del papa Francisco como un "líder moral que sacude a las conciencias".

- Usted se fue de su país en 1992, con 17 años. ¿Qué lo llevó a tomar esa decisión?
Me fui de Eritrera porque necesitaba libertad, vivir sin el miedo a la guerra o las bombas. No tuvimos una infancia feliz, fui despojado del afecto de mis padres que huyeron por las sucesivas dictaduras y guerras. Dejar tu país, tu casa, es muy doloroso, una parte de ti muere. Es como si a un árbol crecido lo trasplantaras a cualquier lugar: si es afortunado y encuentra un clima habitable y un suelo óptimo para echar raíces empieza a vivir; de lo contrario muere.

- ¿Cómo era la Europa que se encontró?
La Europa que encontré hace 24 años estaba mucho más unida que la de hoy. Esta Europa tiene muchas puertas cerradas, intereses egoístas, mucho racismo, con mucha especulación política en la cara de los refugiados.
Muchos países europeos ya han olvidado su pasado reciente, cuando debieron emigrar en busca de fortuna o en busca de asilo. Y en ese sentido América del Sur puede dar una gran lección para Europa en términos de recepción. Pero entonces, ¿por qué aún hoy en Europa, existe la sensación de superioridad, se piensa que eran benefactores de América del Sur, que han hecho y construido de otra manera? Nadie dice que desde Europa fueron a ocupar la tierra de otros, deberían estar agradecidos por los que pudieron echar raíces en esas tierras.

- ¿Cómo ve el rol de los líderes europeos en el tema migratorio?
Los políticos a menudo olvidan su rol de servidores públicos con el que deben tratar de encontrar soluciones, no echar leña al fuego, y convertirse en fabricantes de instrumentos, puentes del diálogo y la solidaridad entre las personas y entre las naciones. Hoy en día, en cambio, lo que se ve es una política regida por el lucro y el lobby de intereses privados. El bien común nacional, que debería ser protegido, se pasa a un segundo plan. Es una política miope la que se lleva a cabo.

- ¿Por qué cree que se llegó a esta situación?
La crisis global que estamos viviendo es el resultado de la injusticia en todos los niveles de la vida: económico, político, cultural y social. Uno ve lo que pasa con las guerras: hay personas y entidades que ganan con ellas, que si no existen las inventan, para poder seguir garantizando su nivel de vida. Y ahí se ve la relación enferma entre el 10% que más tiene y el 90% restante, obligado por los más poderosos a enfrentarse en guerras entre pobres para tratar de subsistir.

 

 

FacebookRSS Suscripción

:::::::::::::: Siganos desde su E-mail ::::::::::::: Ingrese su dirección de correo electrónico, y le haremos llegar actualizaciones del contenido de nuestro portal.:


www.migranteshoy.org   -   info@migranteshoy.org   -  (571) 5879710   -   (571) 5879717   -   Carrera 5 N. 118 - 31    Bogotá - COLOMBIA

© 2013 CELAM Derechos reservados - Rights reserved
© 2012 Diseñado y desarrollado por:HemiSys LtdaHemiSys