Del Editor

{nomultithumb}

Contáctenos

Suscripción

:::::::::::::: Siganos desde su E-mail ::::::::::::: Ingrese su dirección de correo electrónico, y le haremos llegar actualizaciones del contenido de nuestro portal.:


RSS
Facebook

CASAS

Albergue decanal Guadalupano: (Re) abriendo puertas

Indice

Compartir

 

El Servicio a los Migrantes en México no se detuvo un solo día, pero con esta obra se frenó el servicio de hospedajes nocturnos; irónicamente, lo que se comenzaba a construir era un segundo nivel que se ocuparía para los dormitorios. En agosto del 2012 dio inicio la remodelación del Albergue Decanal Guadalupano en Tierra Blanca, Veracruz.

Al siguiente mes se volvió imposible proporcionar los servicios dentro del albergue por los múltiples obstáculos que implicaba una obra de este calibre: los materiales y escombros de la construcción no solo ocupaban el poco espacio en el que los migrantes solían descansar, lavar y asearse; además, hacía propensos a los migrantes a sufrir accidentes, sin mencionar el ajetreado movimiento de los obreros a lo largo del día, aunado todo esto a la falta de agua y de sanitarios.

Las constantes promesas de una pronta reapertura, inicialmente fijadas para finales de noviembre, se vieron cada vez más irreales. El proceso que terminó este mes fue largo y pesado. Implicó un gran esfuerzo por parte de todo el equipo; conforme las limitantes del albergue avanzaban, descubríamos y nos adaptábamos a distintas formas de continuar el servicio a los migrantes. Primero, sin asilo; después, sin baños y en ciertos momentos, incluso sin agua. Para los migrantes fue aún más difícil, durante el día: al llegar el tren, hacían largas filas sólo para ingresar a los baños hábiles, para acceder a los servicios de enfermería o para pedir alguna pieza de ropa. Durante las noches, la ausencia de un lugar seguro dónde dormir los mantenía en vela, expuestos a los riesgos y peligros que implica pasar la noche en las calles o en las vías.

Los meses fueron pasando y los muros se iban alzando, el proyecto que comenzó en una serie de planos poco a poco se iba edificando. Así como gradualmente se fueron limitando los servicios, progresivamente se han ido recuperando. Para el día veintidós de febrero el albergue reanudó sus servicios de baños y regaderas, ofreciendo a los migrantes una vez más el uso de las instalaciones. Casi doce días más tarde, ya despejados los patios, los migrantes comenzaron no solo a pasar a los baños y a lavar ropa, sino a las áreas de descanso, teniendo al menos de día, un espacio y un momento en el cual poder dormir sin la preocupación de ser asaltados, atacados o detenidos.

 

 

FacebookRSS Suscripción

:::::::::::::: Siganos desde su E-mail ::::::::::::: Ingrese su dirección de correo electrónico, y le haremos llegar actualizaciones del contenido de nuestro portal.:


www.migranteshoy.org   -   info@migranteshoy.org   -  (571) 5879710   -   (571) 5879717   -   Carrera 5 N. 118 - 31    Bogotá - COLOMBIA

© 2013 CELAM Derechos reservados - Rights reserved
© 2012 Diseñado y desarrollado por:HemiSys LtdaHemiSys